Los mediadores debemos buscar formas de que las partes en conflicto consigan comunicarse. A partir de este punto, nos enfocamos en desarrollar soluciones a sus puntos de vista opuestos.

Lo interesante del campo de la Mediación es que, al igual que las discusiones, puede integrarse en casi cualquier ámbito. La única condición es que exista un conflicto entre personas, físicas o jurídicas. Además, debe prevalecer el deseo de encontrar una solución basada en el consenso. En ocasiones, los mediadores debemos enfrentarnos a serios problemas de desconfianza entre los afectados. El primer paso para conseguir una mediación exitosa sería recuperar esa confianza.

Uno de los pilares del sector es que proyecta unos valores sociales que son poco frecuentes en la cultura occidental.

En este sentido, se precisa de un compromiso real entre las partes a la hora de encontrar una solución final al problema planteado. Mientras no consigamos esto, tendremos que lo que el sociólogo noruego, Johan Galtung, denomina una “paz negativa”. Con este elemento presente, el conflicto volverá aflorar. En este sentido, la mediación busca una “paz positiva y duradera”. En resumen, una solución definitiva.

Uno de los pilares del sector es que proyecta unos valores sociales que son poco frecuentes en la cultura occidental. Asimismo, nuestra disciplina genera otra vía de resolución de problemas, en una sociedad que vive imbuida en la ética del campo de batalla: valor, lucha, honor…Cabe destacar que incluso la palabra Paz se define como ausencia de guerra o conflicto.

La mediación, decide abandonar el belicismo de la propia cultura, para sentarse a dialogar. Para ello, precisamos de la comunicación, siendo un canal fundamental en el cambio de mentalidad. Un cambio social imperante que busca evitar el aumento de violencia en los conflictos.

Desde Modera Centro de Mediación buscamos traer la Mediación a la Región de Murcia. Nuestro objetivo es fomentarla y asentarla, como método alternativo en la resolución de conflictos.