El campo de los negocios es cada vez más complejo. Las relaciones, internas y externas, han crecido exponencialmente, y requieren de una planificación para contrarrestar posibles efectos negativos. La Mediación en Empresas puede convertirse en un escudo con el que resolver conflictos que, de no solucionarse, podrían afectar a nuestra productividad.

Hay que tener en cuenta, que los ingleses pierden 11,36 millones de días al año a causa del estrés, ansiedad y depresión. En promedio, cada trabajador pierde al año 9,1 días, y los trabajadores europeos 7,3 días. Esta información puede leerse en el Informe Gibbons (está en inglés pero los números no necesitan traducción).

Por otra parte, en España no hay números que nos permitan ver estos efectos en los trabajadores. Tal vez sea piense que estas situaciones no suceden. Si lo hicieran, por un trabajador promedio con un salario neto de 1000€/mes, estaríamos perdiendo 730€/año por empleado. Suponiendo que en nuestra empresa la pérdida de días se ajuste a la media europea. Con la Mediación en Empresas se podría reducir significativamente la pérdida.

El Informe Cisneros V, fuente de estudio que se emplea en España para poner en acoso laboral, encontró que 1 de cada 3 trabajadores encuestados (más del 32%) estaba en una situación de alto riesgo laboral psicosocial. Además, el 22% sufría acoso laboral en toda regla. Extrapolando valores, el informe estima que 2,3 millones de trabajadores en España están en situación técnica de acoso laboral. Estos datos se basan en un estudio realizado con funcionarios de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) y en la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE). ¿Tan diferente será el ámbito público del privado? La Mediación en Empresas dispone de herramientas para erradicar estas situaciones.

El conflicto forma parte del ser humano y, por lo tanto, a cualquier equipo de trabajo. Así como nos llevamos los problemas del trabajo a casa, no podemos dejar de llevarnos los conflictos personales al trabajo. Esto hace que pueda generarse una mal ambiente en el trabajo. La persona responsable del personal debe saber enfrentar el conflicto en la fase temprana, que es cuando pueden ser resueltos. Si no lo hacemos así, se activará el  proceso disciplinario. Esto no solo no resolverá el problema, sino que solo asignará responsabilidades. En caso contrario, nos podríamosenfrentar a un proceso judicial. Esto tampoco resolverá el problema, solo servirá para determinar vencedores y vencidos y además nos costará en promedio un 6.000€.

Por otra parte, en España el 14,9% de las mujeres trabajadoras han sufrido situaciones de acoso sexual en el último año. Eso significa que más de 1.300.000 mujeres han sido víctimas de acoso en el último año.

Durante el año 2015 se produjeron en España 4.000 incidentes y agresiones de racismo, xenofobia, homofobia e intolerancia. En internet, se detectaron más de mil sitios relacionados con este tipo de delitos?

Lamentablemente no existen en España estudios sobre la efectividad de la mediación o la solución temprana de los conflictos en el trabajo. Y es preocupante, ya que a la economía británica los conflictos laborales le cuestan al año 38.000 millones de €. Por no hablar de los U$D 359.000 millones que le cuestan a la economía norteamericana.

Obligaciones de la Ley: más motivos para la Mediación en Empresas

Asimismo, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y demás jurisprudencia al respecto declara que “las empresas deberán promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo y arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo”. El incumplimiento de estas obligaciones preventivas, aunque no haya habido una conducta de acoso y violencia laborales, puede constituir una infracción laboral en el orden social y una infracción de prevención de riesgos laborales. En consecuencia es preciso analizar las posibles formas de infracción laboral.

La ley no solo obliga, también asigna responsabilidades. “El sujeto responsable de las infracciones laborales solamente puede ser el empresario en la relación laboral”

Y si obliga y asigna responsabilidades, por lo tanto también castiga. “Las infracciones en materia de prevención de riesgos laborales se sancionarán: Las muy graves con multa, en su grado mínimo, de 40.986 a 163.955 euros; en su grado medio, de 163.956 a 409.890 euros; y en su grado máximo, de 409.891 a 819.780 euros”.

De esta forma, queda sobradamente contrastada la necesidad de habilitar vías para la Mediación en Empresas. Para generar ambientes positivos de comunicación en las oficinas, además de evitar pérdidas que podrían suponer la desaparición de una empresa.

Si quieres saber, además, Qué es la Mediación y por qué debes confiar en ella, lee nuestro último post.