Mediación Empresarial

La Mediación Empresarial surge en un mundo en el que los negocios se ha vuelto más complejo y vertiginoso. En este sentido, se ha notado a un notorio incremento de la actividad comercial y empresarial. De esta forma, el ingente aumento de los conflictos es sin duda inherente a un proceso de crecimiento.

Por lo tanto, es indispensable enfrentar las controversias que surjan para de preservar las relaciones mercantiles previamente establecidas. La Mediación Empresarial surge en este ámbito como una técnica o medio alternativo para resolver cuestiones empresariales. De esta forma, es posible una solución antes de iniciar la instancia judicial.

Por otra parte, un conflicto empresarial resulta apropiado para la mediación cuando las partes desean un resultado o compromiso negociado. En este sentido, existen varias circunstancias que favorecen la mediación:

  • La voluntad de las partes de continuar su relación (por ejemplo, entre los socios de una empresa familiar).
  • Las dos partes quieren conservar el control sobre el resultado.
  • Las partes prefieren una solución rápida y ahorrar costes.
  • Es importante mantener la confidencialidad.
  • La causa del conflicto es una mala comunicación.

Asimismo, la Mediación Empresarial tiene como objetivo esencial resolver los conflictos surgidos en el ámbito de los negocios. La razón es que en este medio surgen constantemente conflictos relacionados con aspectos como los siguientes:

  • Disminución de la demanda de productos o servicios
  • Insatisfacción de los clientes
  • Disminución de los ingresos
  • Críticas al funcionamiento de la empresa
  • La constante rotación de empleados
  • El padecimiento de estrés
  • Alta proporción de empleados con problemas de salud
  • Moral baja de los trabajadores
  • Errores de comunicación
  • Frecuentes demoras en las entregas de pedidos
  • Falta de productividad

 

Servicios de Mediación

Empresarial