Mediación Familiar

La Mediación Familiar enmarcan una serie de conflictos en los cuales podemos intervenir como mediadores. De hecho el ámbito familiar es donde la mediación puede demostrar en toda su amplitud las ventajas como herramienta de solución. Intercedemos como profesionales imparciales y neutrales, en un marco de estricta confidencialidad para gestionar el conflicto y con el objetivo de crear un espacio favorable en el que sea posible el diálogo, el entendimiento y el acuerdo sobre las soluciones más satisfactorias. En la mediación priorizamos en resolver positivamente situaciones en las que individuos más desprotegidos (como hijos, nietos, personas mayores…), puedan verse afectados.

¿Por qué  la mediación familiar?

  • La decisión de separarse o divorciarse supone desencuentros y acuerdos.
  • Situaciones de separación y divorcio, además de ser un proceso legal, es un proceso emocional, intenso y en ocasiones doloroso que puede repercutir en el resto de miembros de la familiares.
  • Cuando los conflictos no se resuelven, nuestros hijos se quedan con lo peor de nuestras discusiones.
  • Habilita y legitima a las personas en conflicto para la negociación y el acuerdo.
  • Redefine las relaciones familiares y las sitúa fuera del conflicto conyugal.
  • Salvaguarda la corresponsabilidad de los padres en la toma de decisiones sobre los hijos y el ejercicio de sus funciones.
  • Evita que una tercera persona tome decisiones sobre el futuro de los hijos en lugar de los padres.
  • Disminuye el coste económico y emocional.

Servicio de Mediación

Familiar